Archivo de la etiqueta: las brujas de salem

Las brujas de Salem, un juego de niñas

Los juicios por brujería de Salem, una historia terrorífica que aún se revive en Halloween.En el año 1962, entre los meses de mayo y octubre, ocurrió el proceso que acabó con la vida de 19 personas en Massachussets. Convirtiéndose así en uno de los episodios más tristes de la historia judicial de los Estados Unidos. Ocurrió en un pequeño pueblo situado en la Costa Este de Norteamérica, Salem. Un lugar que aun teniendo muchas características favorables, solo se conoce por los juicios por brujería que allí se llevaron a cabo y que atemorizaron a toda la comarca durante medio año. Durante ese periodo de tiempo nadie estaba a salvo de morir en la horca o aplastado por un montón de piedras si una de las niñas del pueblo decía tu nombre y te acusaba de ser bruja o pactar con el diablo.

A finales del siglo XVII, la vida de los aldeanos era muy dura, tenían que sobrevivir al duro invierno, al contagio de las enfermedades y a los ataques de los indios, sin otras medidas que las que dictara el Rey Guillermo desde Inglaterra, por ese motivo, no es extraño que buscaran refugio en la fe. Pero el problema real vino cuando una lectura e interpretación  estricta de la Biblia cegó sus sentidos y cualquier posible lógica, tomando sus decisiones bajo las convicciones más puritanas.

Bajo ese contexto, los inocentes juegos de Tituba, la esclava antillana del reverendo, basados en sus propias creencias y ritos fueron el grano de arena que detonó la convivencia de los aldeanos.  En uno de esos inocentes juegos la hija y la sobrina del reverendo Parris cayeron en un estado de trance interrumpido por convulsiones y gritos incoherentes. Rápido como la pólvora, la histeria se contagió a las demás niñas del pueblo que acabaron confesando la práctica de magia negra, algo que en aquella época estaba castigado con la pena de muerte.

Los juicios por brujería de Salem, una historia terrorífica que aún se revive en Halloween.Las niñas empezaron a ser el centro de atención de todo el pueblo, y estas empezaron a acusar a todas las personas que no eran de su agrado. Llevando a 19 personas ante un Tribunal que les enjuició basándose, exclusivamente, en los testimonios de las niñas “poseídas” y en lo que entonces se denominaron evidencias espectrales (los testigos sabían la verdad porque se lo contaban los fantasmas o el propio demonio).

Por suerte el Tribunal fue disuelto por la mediación del Gobernador de Massachussets poniendo en libertad y sin cargos a más de 150 detenidos y sospechosos señalados por la histeria colectiva que señalaba a todo el mundo sin importar cargo. Curiosamente, la esclava que sin quererlo lo originó todo fue una de las pocas que se libró de la horca al reconocer bajo tortura, durante el interrogatorio, que era bruja.

En los años 50 el dramaturgo Arthur Miller se basó en aquella historia para criticar la moderna caza de brujas emprendida por el senador McCarthy en Las brujas de Sálem; obra que fue adaptada al cine con la película El crisol, de 1996, con Daniel Day-Lewis y Winona Ryder.