Archivo de la etiqueta: charles chaplin biografía

Charles Chaplin, sin palabras dijo mucho.

Charles Chaplin, sin palabras dijo mucho.

Charles Chaplin, sin palabras dijo mucho.El 16 de abril de 1889 a las ocho de la tarde nació en la calle londinense de East Lane, Charles Chaplin. Hijo de Charles Spencer Chaplin y Hannah Hili, llegó a la familia en un momento crítico, su padre los abandonó por su afición a la botella y Hannah se vio sola con dos niños y en lo más alto de su carrera artística. Hannah conocida artísticamente como Lily Harvey empezó a tener problemas en sus actuaciones, a tal punto que en Aldershot, su voz se quebró en medio de una canción. El empresario que llevaba la función como recurso envió al niño al escenario y este imitó la voz de su madre incluyendo el desfallecimiento final, lo que hizo mucha gracia al público, salvando así el espectáculo y convirtiéndose en su debut artístico.

En 1897 Charlie se unió a los Eight Lancashire Lads – Los ocho muchachos de Lancashire – un grupo de actores juveniles aficionados que hacían giras por los pueblos. En 1901 tuvo un papel protagonista en la obra de teatro Jim, the Romance of a Cockney, y cuatro años más tarde realizó una gira con The Painful Predicamento of Sherlock Holmes.

Charlie Chaplin llegó a Hollywood en la primavera de 1913, y comenzó a trabajar en noviembre. El 2 de febrero de 1914 se estrenaba su primera película, Making a Living. En ese mismo año llegó a grabar hasta 35 películas de un rollo, donde interpretaba distintos oficios o situaciones por lo que aunque se veían las caracterizaciones del vagabundo ingenuo y sentimental que le daría fama en todo el mundo, aun solo era un esbozo de lo que vendría.

Charles Chaplin, sin palabras dijo mucho.El éxito fue tan abrumador que la productora Essanay le robó a Sennet su estrella y pasó a escribir y dirigir las catorce películas que rodó ese año. Contaban con una duración de dos rollos, una trama más compleja con pinceladas románticas y melancólicas, sin dejar de lado el humor y con un guión de lo más estructurado y ensayado sin dejar nada al azar. En algunas de estas películas ya vemos cómo Chaplin va escogiendo casi al azar los complementos que acompañarían a su personaje más famoso y perdurable en la historia de cine.

Con el atuendo elegido (el sombrero, el bastón, los pantalones anchos, la chaqueta estrecha y los zapatones) solo faltaba darle un nombre y llegó en 1915 de la mano de su distribuidor de películas en Francia, Charlot acaba de nacer ese año. La celebridad de Chaplin y su personaje ya era universal y The Kid – El chico – fue su primera obra maestra en la que pulió su estilo tragicómico, crítico y sutilmente conmovedor.