Las mujeres del mundo gángster

Las mujeres del mundo gángster.

Virginia Hill

Virginia HillDe origen humilde, vivió en Estados Unidos entre 1916 y 1966. Trabajó con Al Capone en Chicago y se hizo pareja del reconocido gángster Bugsy Siegel (uno de los principales distribuidores de alcohol durante la Ley Seca), convirtiéndose en una de las mayores protagonistas del crimen organizado.

En 1947 disiparon a su pareja Siegel. Las declaraciones que realizó Virginia fue que no tenía conocimiento de las actividades ilícitas que llevaba su pareja entre manos y que no sabía quién querría matarlo. A partir de entonces ella tomo las riendas del negocio, abriéndose camino en el poderío del territorio de Los Ángeles. Años más tarde fue encontrada muerta en Austria por una supuesta sobredosis, un tanto sospechosa.

Marie Baker (Rose Durante)

Rose Durante, alias Marie Baker o la chica de las dos pistolas, era la líder de la banda de mujeres más conocida como la Pretty Pants Bandit o Pants Gang. Se les dio este nombre debido a un robo famoso en Miami, en el cual Baker les pidió a todas las mujeres que se quitaran los pantalones, y a las que no les obedeció se los quitaron a la fuerza.

Baker era una mujer hermosa y su jactancia fue la que le hizo caer. Se rumorea que durante un atraco Baker se paró a verificar su maquillaje, dándole la oportunidad de escapar a uno de los rehenes. Rápidamente fue capturada.

Arizona Clark

Arizona ClarkJunto a su marido George Barker y sus cuatro hijos, hizo de esta familia una de las bandas criminales más peligrosa de Estados Unidos. Arizona fue la encargada de liderar al grupo, siendo así la cabeza tanto de familia como de la banda. En 1927 uno de sus hijos se suicidó para evitar ser arrestado, y más tarde el resto de hermanos fueron enviados a prisión.

Cuando Fred, el menor de los hijos, fue puesto en libertad, se encargó de reunir a la pandilla junto a Alvin Karpis, conformando la Baker-Karpis Gang. En 1932 salieron el resto de hermanos de prisión volviéndose a establecer tanto la familia como la banda más peligrosa del momento. Les duraría poco, ya que en 1935 el FBI allanó la casa de los Barker, donde se desató un tiroteo y murieron todos los integrantes. Arizona les dio una educación de lo más criminal y peligrosa.

Pear Elliott

Con la compañía de John Dillinger y Harry Pierpont dominaron gran parte del negocio de la prostitución, las drogas y las apuestas ilegales. Así es como Elliott se convirtió en una poderosa madame de Chicago durante la época de la prohibición.

El principio su burdel Pearl Elliot contaba con cierta protección policial, y a la vez servía como refugio para sus compañeros criminales. El negocio fue sobre ruedas ya que las funciones estaban bien repartidas, Elliott se encargaba del burdel y Pierpont del negocio de las calles. Elliott evito a la policía hasta los 47 años, cuando murió de una enfermedad que creyó que era cáncer.

El retrato de estas líderes del crimen organizado nos reafirma que las mujeres no tienen que ser dulces amas de casa y no tenían nada que envidiar a grandes hombres  del crimen como Al Capone.