Frank Lucas y “The blue magic”.

Blue Magic, la droga que Frank Lucas trajo de Vietnam y revolucionó Estados Unidos.La película American Gangster recrea la vida de Frank Lucas, el narcotraficante que revolucionó el negocio de la droga en la década de los 70. Lucas sería el primer afroamericano en romper las barreras raciales del crimen organizado que por aquella época estaba dominado por italianos y mexicanos.

Desde las aceras de la calle 116, concretamente entre la Séptima y la Octava Avenida, fue escalando de trabajo en trabajo hasta convertirse en el pupilo de Ellsworth Bumpy Johnson, “el Padrino de Harlem”.

En 1968, Johnson murió dejando al cargo de su negocio de tráfico de heroína a Lucas. Y éste creó un innovador modelo de negocio, ya que no deseaba intermediarios que adulteraran y encarecieran su droga. Lo que él quería eran enormes cantidades que le proporcionaran ostentosos beneficios, y para ello solo había una forma, estableciendo sus propias conexiones e ir directamente al proveedor. Lucas encontró en el sureste asiático justamente lo que buscaba y pronto inundó las calles de Nueva York con una heroína casi pura que distribuía bajo el nombre de “Blue Magic”.

Blue Magic, la droga que Frank Lucas trajo de Vietnam y revolucionó Estados Unidos.Aunque la policía no tardó en detectar esta nueva modalidad de droga, no fue hasta 1975 cuando descubrieron la ruta de entrada. La droga procedía de la jungla de Vietnam, donde Estados Unidos se encontraba encajado en un conflicto cada vez más impopular para la opinión pública. Pero esta situación a Lucas le producía un gran beneficio ya que hizo socios en el ejército que le ayudaban a transportar la heroína dentro de los ataúdes de los soldados muertos en combate que regresaban a Estados Unidos. La trama fue bautizada por la policía de antinarcóticos como la “conexión cadáver”.

Frank Lucas señalado como “un negro sin educación”, no sabía ni leer ni escribir, y dicen que tampoco sabía contar muy bien, llegó a ganar un millón de dólares diarios antes de que el detective, Richie Roberts, desbaratara su canal de contrabando. El truco de Lucas para saber cuándo le estaban mangoneando era pesar el dinero, él aprendió que 10 kilos de billetes de 100 dólares equivalían a un millón de dólares, si la escala marcaba un poco menos, le estaban dando gato por liebre.

Blue Magic, la droga que Frank Lucas trajo de Vietnam y revolucionó Estados Unidos.La fiscalía pidió 70 años de cárcel para Lucas, pero se le ofreció un trato. Una reducción de condena, por un poco de información. El gángster no se lo pensó ni un instante y gracias a él fueron arrestados muchos otros protagonistas del mundo del crimen organizado entre ellos, decenas de policías corruptos. Al final Lucas acabó con una condena de solo siete años y en 1991 ya estaba en las calles de Nueva York.