Jesús Malverde, ¿posible Robin Hood o simple narcotraficante mexicano?.

Bandido de cabello negro y ojos azabaches, nacido en el Estado de Sinaloa habría sido salteador de caminos y más tarde venerado como un santo por muchos, aunque su existencia real no está muy clara. Jesús Malverde es conocido como el bandido generoso, como si del Robin Hood mexicano se tratará, es un personaje controvertido al que la Iglesia Católica no acepta que entre dentro del santoral, ya que no hay datos que confirmen que llevara una vida virtuosa, ni que hubiera realizado milagros. Pero su culto se ha extendido por todo Sinaloa e incluso fuera de ella.

Jesús Malverde, ¿El Robin Hood Mexicano?No existe ningún dato certero sobre su vida, algunos creen que su verdadero nombre era Jesús Juárez Mazo y que Malverde era un apodo, por otra parte se encontró una partida de nacimiento en el Registro Civil de un niño llamado Jesús Malverde. No sé sabe si su oficio era albañil u obrero en el tendido de las vías férreas. Y tampoco se tiene muy clara su muerte unos dicen que fue ejecutado por el gobierno, otros que un amigo lo traiciono y lo entrego, y la que más gusta es que fue abatido por una bala y dejo engangrenar la zona haciendo que su recompensa siguiera ascendiendo hasta que ya no aguantó más y le pidió a un compañero que lo entregara y repartiera la recompensa entre los pobres. Se calcula que su muerte fue en 1909.

Lo que es una auténtica certeza es que se ha creado un culto alrededor de este personaje, que como hemos dicho antes la Iglesia Católica no acepta. Pero es de esperar que la gente más desfavorecida lo tengan en un altar que ya que admiran que fuese su Robin Hood particular.

Jesús Malverde, ¿El Robin Hood Mexicano?Su figura ha ingresado en la religiosidad popular junto a la Santa Muerte y se pueden encontrar representaciones de los dos juntos en muchos altares y capillas. Como a cualquier otro santo, a Malverde se le atribuye algún que otro milagro y se le atribuye la protección de unos grupos de personas especialmente. Es el protector de los emigrantes que cruzan la frontera irregularmente, da su protección a las personas dedicadas a la producción o tráfico de droga y junto a San Judas Tadeo, patrono de las causas perdida, da protección a los pobres que se enfrentan a causas penales.