Halloween, de tradición a fiesta.

Halloween, de tradición a fiesta.

All hallow´s eve, lo que hoy conocemos por Halloween, es una palabra que proviene del inglés antiguo, y que significa víspera de todos los santos, ya que se refiere a la noche del 31 de octubre, el día de antes a la Fiesta de Todos los Santos. Lo que era una festividad puramente religiosa ha pasado a ser una excusa para disfrazarse, llenar las casas de terror y las calles de brujas y fantasmas, todo ello gracias a la antigua costumbre anglosajona que la celebraba de esta manera y que muchos pueblos hispanos han adoptado por ser más divertida.

Halloween, de tradición a fiesta.La leyenda anglosajona dice que es fácil ver brujas y fantasmas durante esa noche, por ellos los niños se disfrazan y van, con una calabaza que han convertido en calavera iluminada por una vela, de casa en casa. Cuando sus vecinos le abren la puerta han de gritar “trick or treat” o lo que es lo mismo “truco o dulce”, indicando así que le gastarán una broma a quien no les de golosinas o algún regalito especial.

 En Europa el tema de los disfraces viene porque durante un largo período de tiempo la plaga bubónica o “muerte negra” aniquiló a casi la mitad de la población. Creando esta situación un gran temor a la muerte y un enorme respeto por ésta. Con esa situación las misas en las fiestas de los Fieles Difuntos se multiplicaron y nacieron muchas representaciones satíricas que le recordaban a la gente su propia mortalidad.

Los franceses siempre caracterizados por su humor particular, adornaban los muros de los cementerios con imágenes en las que representaban los muros de los cementerios con imágenes en las cuales representaban al diablo seguido de una fila de gente: Papas, reyes, damas, caballeros, monjes, etc. y los conducía hacia la tumba. Estas representaciones evolucionaron a gente disfrazada de personalidades famosas y en distintas etapas de la vida, pero todos debían llegar a la muerte.

Halloween, de tradición a fiesta.Sin embargo, la tradición de Trick or Treat tiene su origen en la persecución que hicieron los protestantes en Inglaterra. Por esta época los católicos no tenían derechos algunos, no podían acceder a puestos públicos, sus impuestos era elevados y celebrar misa era una ofensa capital. Por ello, estos se levantaron e intentaron asesinar al rey  protestante Jaime I, utilizando pólvora de cañón. Fue un levantamiento católico contra sus opresores, sin embargo, esta traición fue descubierta cuando capturaron al que cuidaba la pólvora y tras confesar fue llevado a la horca. Y esto fue motivo de celebración en Inglaterra, muchas bandas protestantes, ocultos con máscaras, celebraban esta fecha visitando a los católicos de la localidad exigiéndoles cerveza y comida para su celebración bajo amenazas. Con  el tiempo, llegó esta tradición a las colonias norteamericanas sumándose a la festividad de Halloween.

Podemos afirmar entonces que esta festividad es una combinación de tradiciones, en la suma particularmente negativas, que los inmigrantes llevaron a los Estados Unidos; tradiciones que en Europa fueron descendiendo paulatinamente, pero que perduran en América gracias a la cultura anglosajona que hay allí establecida.